¿Sudamérica podría tener un Masters 1000?, Río de Janeiro trabaja para ello

Río de Janeiro aspira a tener su propio ATP Masters 1000 y para ello son varios los cambios que experimentará el torneo carioca, según relata el sitio brasileño Globo Esporte. Sin dudas el más importante que manejan los organizadores tiene que ver con la superficie, que dejaría el polvo de ladrillo para pasar a ser dura (algo que ya fue solicitado en dos ocasiones).

El director del Río Open, Luiz Carvalho, tiene claro que el calendario actual de la ATP difícilmente acepte otro torneo de esta categoría; por el momento son nueve los que se disputan cada año (tres sobre polvo de ladrillo: Monte-Carlo, Madrid, Roma; y el resto sobre superficie dura: Indian Wells, Miami, Canadá, Cincinnati, Shanghai, y París).

Por eso, además del ya mencionado cambio de superficie, la estrategia brasileña se basa también en el aprovechamiento del impresionante centro tenístico que fue construido con motivo de los Juegos Olímpicos disputados el año pasado. “El personal de la ATP conoce las instalaciones… vamos a ofrecer un proyecto tan importante que entenderán que no es posible que este torneo sea solo un ATP 500”, señaló Marcelo Álves, director del ente estatal Ríotur.

Una vez que ocurra todo esto (en el artículo no se precisa a partir cuándo el torneo abandonaría las canchas de polvo de ladrillo del Jockey Club Brasileiro), comenzaría un prolongado proceso que podría tomar 5 años, pero Carvalho y Álves esperan que el pedido sea contemplado en 2019, año en el que la ATP realizará una remodelación su calendario.

Varias inquietudes quedan en el aire, desde qué torneo podría cederle su lugar al de Río, si la ATP acepta el proyecto pero no agrega otro Masters 1000 (el tradicional evento de Miami podría ser el elegido, ante la imposibilidad de mejorar la infraestructura actual); hasta qué ocurrirá con la ya disminuida gira sudamericana sobre polvo de ladrillo, que abarca las competencias de Quito, Buenos Aires, y San Pablo, además de la que se realiza en la capital carioca.

Fotografía: gentileza Río Open. El abierto de Río de Janeiro trae muy buenos recuerdos para los uruguayos, dado que Pablo Cuevas fue campeón de dobles este año (junto a Pablo Carreño Bustas) y de singles en 2016.