Entrevista: Gonzalo Bancalari vuelve a apostar por Alemania en 2017

Pese a que el factor económico sigue pesando, y mucho; los tenistas uruguayos tienen claro que el camino hacia el profesionalismo los llevará, tarde o temprano, hacia el exterior. Túnez, Turquía, y Rumania, se han convertido en algunos de los destinos elegidos, debido a que en esos países se disputan en semanas consecutivas un gran número de torneos ITF, generalmente en la misma ciudad, lo que reduce los costos para el jugador.

Pero también existe otra alternativa que está siendo utilizada por los tenistas celestes, tal el caso de Rodrigo Arús y Gonzalo Bancalari. Desde el año pasado ambos viajan a Alemania, donde participan en torneos Interclubes, una forma de ganar experiencia y dinero, para poder seguir adelante.

En esta ocasión conversamos con Gonzalo, que ya está instalado en Europa, para que nos cuente sobre su actualidad y lo que tiene planeado para los próximos meses:

- Hiciste una pretemporada extensa y muy completa durante el verano, ¿cómo fue esa experiencia?:
Pude hacer una pretemporada bastante completa debido a que, gracias a Nacional, tuve la chance de tener un buen preparador físico, como lo es “Nacho” Martínez, y la posibilidad también de seguir entrenando bajo el mandato de Marcelo Aguirre.

- Por segundo año consecutivo vas a estar compitiendo en Europa, ¿en qué lugares y en qué tipo de torneos?:
Estoy instalado en Alemania, me gusta mucho el idioma y la cultura del país. Voy a estar compitiendo en Interclubes, en una liga bastante buena, y también en momentos de receso de la liga, jugare torneos por dinero.

- ¿Cuánto tiempo vas a estar fuera del país?:
Todavía no lo tengo decidido, depende de varios factores, pero también está la idea de viajar a Estados Unidos a jugar unos torneos, después de concluir aquí.

- Contános brevemente, ¿cómo es un día tuyo en Alemania?:
Bueno, son jornadas bastante complejas. Estudio cuatro horas de idioma alemán todos los días; entreno Tenis; a veces doy algunas clases y también hago gimnasio en el Clever Fit Mühlacker.

- Como decíamos anteriormente, no es tu primera incursión en el viejo continente, ¿qué sensaciones te dejó lo que viviste en 2016?:
Las sensaciones fueron buenas, tuve la chance de ganar un torneo y hacer varias semifinales; pero sin dudas este va a ser un año mucho mejor, me siento más maduro y más firme en mis decisiones y pensamientos.

- Jugaste contra muchos tenistas con realidades diferentes a la de los uruguayos, ¿cómo te parece que está tu nivel con respecto a ellos?:
Mi nivel está bien, no me siento lejos del resto. Demostré en varias ocasiones que no tengo un mal nivel de Tenis y por eso estoy aquí y tengo esta oportunidad. Las realidades sin dudas son diferentes, para nosotros es demasiado difícil, y lo vivo muy de cerca eso con todos los jugadores uruguayos.

- Fuiste uno de los que pudo participar en la serie de torneos Futures que se jugaron en el país a fines del año pasado, ¿qué te dejaron los torneos y cómo ves este regreso de los eventos de la ITF al Uruguay?:
Los torneos me dejaron sensaciones muy extrañas, no estaba muy entrenado cuando fui a jugarlos debido a que había tenido algunos problemas personales que me afectaron, pero tanto ahí, como en el Challenger (en alusión al Uruguay Open) demostré un nivel estándar, tuve tres partidos con jugadores buenos, 7-6 en el tercero y dos 6-4, 6-4, con muchas oportunidades. Me encantaría poder seguir participando de torneos así, nos hacen mucha falta a los tenistas uruguayos.

- Retomando el tema de tu viaje, sabemos que el club de tus amores jugó un papel importante, contános sobre eso y si existe algún otro sponsor que haya colaborado:
Nacional me dio una mano enorme, no puedo describir sinceramente cuánto les agradezco; se pusieron a disposición para ayudarme a salir adelante y seguir en este deporte que tanto me gusta. Es un placer trabajar ahí y es un club muy grande y actúa como tal. 

Por otro lado, Wilson también me ha apoyado y eso lo agradezco mucho y les aseguro que daré mi 100% como lo traté de hacer siempre.


Fotografías: arriba a la derecha, gentileza Nicolás Sierra (vía Facebook), abajo archivo.