Roger Federer con un debut tranquilo en el Masters 1000 de Montreal

Un día después de cumplir 36 años, Roger Federer pudo demostrar nuevamente que está más vigente que nunca, anotándose una cómoda victoria en su debut en el Masters 1000 de Montreal (Rogers Cup). El torneo lo tiene como cabeza de serie Nº 2, motivo por el cual su primera incursión fue en partido correspondiente a la segunda ronda, que lo enfrentó al local Peter Polansky (Nº 116).

Apenas 53 minutos necesitó el suizo para dejar por el camino a su rival de este miércoles, con una actuación impecable, más allá de la enorme diferencia en cuanto a nivel de juego con el tenista canadiense (wildcard en Montreal), que poco pudo hacer en esta ocasión.

En el set inicial, Federer consiguió un temprano quiebre (game Nº 2) y estiró aún más su ventaja ganando también el octavo. Con la primera manga asegurada y teniendo un panorama claro de lo que Polansky podía brindar, el suizo administró energías; comenzó a construir su victoria con 2 quiebres (games 2 y 4) y asegurando siempre su turno al saque, así fue como rápidamente se puso 5-0, sentenciando el encuentro, cuyo marcador se cerró en 6-2 y 6-1.

El próximo rival de Roger Federer, ya en los octavos de final, surgirá del cruce que mantienen al momento de ser redactado este artículo el norteamericano Jack Sock (Nº 15) y el español David Ferrer.


Fotografía: Internet. Roger Federer con un debut tranquilo en el Masters 1000 de Montreal.