Lucía de Santa Ana no pudo superar la qualy del Orange Bowl 2017

Lucía de Santa Ana cerró con un abandono su temporada 2017 en el circuito ITF. Luego de conseguir dos muy buenas victorias, se retiró en la última ronda de la etapa de clasificación del Orange Bowl 2017, tradicional torneo juvenil que se disputa sobre polvo de ladrillo en la ciudad de Plantation (Florida, Estados Unidos).

La juvenil uruguaya aparecía como preclasificada con el Nº 15 de la qualy. Antes de retirarse logró contundentes triunfos sobre sus rivales, fueron por 6-1 y 6-1, sobre la norteamericana Kitty Greenwalt y la nigeriana Adetayo Adetunji; en la primera y la segunda ronda, respectivamente.

Ya por un lugar en el cuadro principal, se enfrentó con otra jugadora local, en este caso la cabeza de serie Nº 3, Sanyukta Gawande. Ésta llevaba la ventaja en el marcador por 6-2 y 2-1 cuando Lucía abandonó el encuentro.

Aunque seguramente no fue de la manera que deseaba, Lucía de Santa Ana le puso punto final a una gran temporada en la que, a sus 16 años, se dio el gusto de ganar su primer título individual en el circuito ITF, fue el pasado mes de agosto en Trinidad y Tobago.


Fotografía: archivo. Lucía de Santa Ana no pudo superar la qualy del Orange Bowl 2017.