Cuevas derrotó a Zverev y va por Thiem en las semifinales de Madrid

Pablo Cuevas se anotó un nuevo triunfo en el Masters 1000 de Madrid 2017 (Mutua Madrid Open), esta vez fue por los cuartos de final y nada menos que frente a Alexander Zverev, Nº 19 del ranking ATP y uno de los principales baluartes de la lista de jugadores que aspiran a convertirse en la nueva élite del Tenis.

Más allá de que la conquista resultó importantísima en la carrera del uruguayo, porque lo ubicó por primera vez en las semifinales de un torneo de la categoría Masters 1000; nuevamente la verdadera victoria fue sobre sí mismo. Pablo volvió a demostrar que puede dominar su cabeza, y que tiene el aplomo y el oficio suficiente como para sacar adelante los duelos más difíciles.

El partido disputado el viernes fue un claro ejemplo de eso, con Zverev comenzando en un alto nivel, pegando duro y jugando a gran velocidad. Cuevas intentaba encontrar variantes, pero el tenista alemán parecía infranqueable. Así fue como dejándolo en cero, le arrebató el servicio en el cuarto game, efectivizando la única oportunidad de quiebre que tuvo. El primer set fue para el europeo y el camino parecía totalmente cuesta arriba.

Con mente fría, pese a que se quedó enganchado en algunas discusiones por pelotas dudosas que en otras oportunidades lo hubiesen sacado de partido; Cuevas dio vuelta la página del primer tramo y encaró el segundo como un nuevo duelo. Tras ganar el game inicial, salió decidido a buscar un quiebre y lo consiguió. Como se podía esperar Zverev no pudo mantener el nivel y eso también colaboró para que el uruguayo se anotara otros dos quiebres, cerrando rápidamente el segundo set a su favor.

Estaba claro que lo ocurrido en la segunda manga tampoco era un anticipo de lo que vendría. Con el encuentro igualado a un set por lado, nuevamente parecía que el trámite comenzaba desde cero, pero con diferencias importantes, Zverev sabía que la lucha iba a ser dura y Cuevas había encontrado las herramientas para doblegarlo, “simplemente” (como si fuera fácil), debía manejar su ansiedad y no apurarse en buscar un cierre para el partido. 

Pablo volvió a dominar su cabeza y, con momentos de gran Tenis como el que terminó siendo la jugada del día, su confianza creció, terminó imponiéndose en todo sentido al alemán y aprovechó la única oportunidad de quiebre que éste le concedió, fue en el décimo game, que terminó siendo el último del encuentro, cuyo marcador se cerró en 3-6, 6-0 y 6-4, luego de una hora y 30 minutos.

Festejo enorme en La Caja Mágica, con hinchada de lujo; pero también en Uruguay y en otras partes del mundo donde Pablo ha ido conquistando seguidores. También tiempo de pensar en el siguiente paso dentro del torneo. Horas más tarde Dominic Thiem, preclasificado Nº8, se impuso a Borna Coric, Lucky Loser, por 6-1 y 6-4; convirtiéndose en el próximo rival de Cuevas.

Este sábado, alrededor de las 16:30, hora de Uruguay, Pablo se enfrentará con el austríaco, en el que representará el segundo cruce entre ambos. El anterior también fue sobre polvo de ladrillo y muy peleado. En Roland Garros 2015 el uruguayo se impuso por 7-6(7), 7-5, 6-7(5) y 7-5.



Fotografía: Internet. Pablo Cuevas se enfrentará con Dominic Thiem por un lugar en la final del Masters 1000 de Madrid 2017.