Arévalo no fue rival para Cuevas en la primera ronda del Argentina Open

Una de cal y una de arena para Pablo Cuevas en su debut en el Argentina Open 2019, ATP 250. Consiguió avanzar a la segunda ronda del cuadro individual, pero fue eliminado del de dobles, en el que aparecía como segundo cabeza de serie, junto al español Marc López (Nº 32). Regresará a la acción el jueves, para enfrentarse con el portugués Joao Sousa (Nº 41).

DEBUT SIN COMPLICACIONES EN SINGLES:
Como rival de la primera ronda tuvo al salvadoreño Marcelo Arévalo (Nº 220), que llegaba desde la etapa de clasificación y sobre quien tenía un historial positivo de dos victorias y ninguna derrota. Con un gran trabajo en sus turnos de servicio, concediendo solo una oportunidad de quiebre, que no pudo ser aprovechada por su rival; Pablo liquidó el encuentro en sets corridos.

El comienzo del partido fue una demostración de lo que llegaría después, el uruguayo quebró el saque de su rival, estirando la diferencia ganando también el quinto game. La segunda manga tuvo un trámite similar, con Cuevas anotándose tres quiebres (games 1, 5 y 7), cerrando el marcador en 6-2 y 6-1, tras una hora y 5 minutos.

FRENTE A SOUSA, POR UN LUGAR EN LOS CUARTOS DE FINAL:
Tratando de situarse entre los ocho mejores del ATP porteño, Pablo se medirá el jueves (en horario a confirmar) con Joao Sousa (Nº 41), quinto cabeza de serie. El portugués lleva la ventaja en el historial por 3-2, pero sus triunfos fueron sobre superficie dura y uno por abandono de su rival. El uruguayo, por su parte, fue el vencedor en las dos ocasiones que se enfrentaron sobre polvo de ladrillo, incluyendo  el cruce más reciente, que fue en el Masters 1000 de Monte Carlo del año pasado.

RÁPIDA CAÍDA EN EL CUADRO DE DOBLES:
La dupla que conformaron Cuevas y López, sembrada con el Nº 2, no pudo salir airosa de su duelo por la ronda inicial. En un encuentro de trámite muy ajustado, terminaron cediendo frente a Diego Schwartzman (Nº 102) y Dominic Thiem (Nº 180). La pareja argentino-austríaca abrochó su triunfo por 6-3 y 7-5, luego de una hora y 15 minutos.