Ignacio Carou con suerte dispar en el ITF de Monastir

Una buena y una mala para Ignacio Carou en el M15 de Monastir. El torneo ITF profesional, que reparte 15.000 dólares en premios; se está jugando sobre superficie dura. Por un lado logró instalarse en los cuartos de final del cuadro de dobles pero, lamentablemente no corrió con la misma suerte en la modalidad individual.


En la pasada jornada, el tenista uruguayo hizo su debut en dobles, donde aparece como tercer sembrado junto al argentino nacionalizado esloveno, Tomás Lipovsek Puches (N° 527). Derrotaron por un apretado 7-6(5) y 6-3, luego de una hora y 18 minutos, a la pareja conformada por el normariano Colin Sinclair (N° 927) y el jordano Mousa Alkotop (N° 1212).


Sus próximos rivales serán los italianos Luca Giacomini (N° 999) y Luca Potenza (N° 1194), en partido que se disputará mañana, en horario a confirmar.


En lo que respecta al cuadro de singles, Nacho Carou enfrentó este jueves por la ronda inicial al ruso Alibek Kachmazov (N° 807). Aunque logró plantear un trámite más parejo en el segundo parcial, el uruguayo no pudo evitar una cómoda victoria de su rival, que cerró el marcador en 6-0 y 6-3, luego de una hora y 9 minutos.



Fotografía: archivo. Ignacio Carou con suerte dispar en el ITF de Monastir.