Mala fortuna para Ariel Behar en la final del Challenger de Sevilla

Sabor amargo dejó el cierre del Challenger de Sevilla 2016 para Ariel Behar. El uruguayo había accedido a la final del torneo, participando en el cuadro de dobles junto al local Enrique López-Pérez, en dupla que figuraba como primera cabeza de serie. En la definición, jugada este viernes, se enfrentaron a los sembrados con el Nº 2, Íñigo Cervantes (Nº 132) y Oriol Roca Batalla (Nº 308).

La pareja española pegó primero, abrieron el partido con su servicio y se anotaron 2 de los 5 quiebres que tuvieron disponibles, de manera que empezaron en ventaja. Tratando de recuperar terreno, Behar y su compañero quebraron en el séptimo game de la segunda manga, pero inmediatamente Cervantes y Roca Batalla les devolvieron la gentileza. A continuación el uruguayo y López-Pérez volvieron a quedarse con el servicio de sus rivales y estuvieron muy cerca de forzar un tercer set.

El trámite del encuentro se volcó definitivamente a favor de la dupla ibérica cuando López-Pérez estaba sirviendo para ganar el set en el décimo game (5-4). El marcador estaba 30-30, sacó y ganaron el punto pero el compañero de Behar se resintió en su pierna izquierda, por lo que solicitó en ese mismo momento asistencia médica. El partido estuvo parado alrededor de 10 minutos, cuando se reanudó la acción quedó claro que Enrique no estaba en condiciones de seguir y que solo se mantenía en cancha para tratar de acabar el duelo, cosa que finalmente no pudo hacer

Luego de una hora y 13 minutos el marcador se cerró en 6-2, 6-5 y abandono. De esta manera Íñigo Cervantes y Oriol Roca Batalla se quedaron con el título, en una final empañada por la lesión de su compatriota.


Imagen: captura de TV. Momento en el que López-Pérez le anuncia a Behar que no continuaría con el partido.