Australian Open 2017: Federer sigue calentando motores, avanzó a la R4

Y Roger Federer lo hizo otra vez. Luego de la incertidumbre creada por sus dos primeras presentaciones en el Australian Open 2017, el suizo apabulló a quien se presentaba como rival más difícil en el Grand  Slam australiano hasta el momento. Poco pudo hacer Tomas Berdych, cuya racha negativa ante el ex Nº 1 del mundo se estiró a 17 derrotas contra 6 triunfos.

El último antecedente entre Federer y el checo correspondía precisamente al Australian Open; el año pasado por los cuartos de final el suizo se impuso en sets corridos, situación que se repitió este viernes, lo que resultó sorpresivo teniendo en cuenta todos los meses de inactividad que tuvo Roger.

Fue otra inspirada jornada donde el oriundo de Basilea volvió a apoyarse en su servicio, tuvo un muy rendimiento con sus golpes de revés y neutralizó los intentos de Berdych por llevar las riendas del encuentro. Dos quiebres en el primer set (games 5 y 7) y uno al comienzo de las mangas siguientes le bastaron a Federer para cerrar el marcador en 6-2, 6-4 y 6-4, luego de una hora y 30 minutos.

Otro gran desafío le espera al suizo en la cuarta ronda del Australian Open 2017; deberá enfrentar a Kei Nishikori. El japonés viene de imponerse al eslovaco Lukas Lacko por un triple 6-4. Federer tiene un saldo positivo de 4-2 con el nipón, incluyendo los últimos tres cruces, el más reciente data del año 2015 en las Finales ATP de Londres.


Fotografía: gentileza The Telegraph. Roger Federer y Tomas Berdych se saludan tras finalizar su encuentro por la tercera ronda del Australian Open 2017.