Pablo Cuevas debió retirarse del Challenger de Florianópolis

Una buena y una muy mala dejó para el Tenis uruguayo la jornada del viernes en el Challenger de Florianópolis. La parte positiva llegó por el lado de Martín Cuevas quien, junto al local Rafael Matos, consiguió instalarse en la final de dobles. Mientras que el aporte negativo está relacionado con su hermano, Pablo, que debió retirarse del duelo que mantenía con otro brasileño, Igor Marcondes, correspondiente a los cuartos de final del cuadro individual.


Como hemos comentado en artículos previos, Martín y Matos partieron como sembrados con el N° 2 en el cuadro en parejas. Tal como sucedió en el partido que disputaron por los cuartos de final, tuvieron que batallar hasta el súper tiebreak para quedarse con el triunfo. En este caso fue por 3-6, 6-3 y 10-3, sobre Wilson Leite y João Víctor Couto Loureiro, ambos oriundos de Brasil y que habían recibido una wildcard para competir en esta modalidad.


La pareja uruguayo-brasileña quedó a la espera de sus rivales de la final, que surgirán del enfrentamiento que mantendrán esta tarde los cuartos cabezas de serie, los colombianos Nicolás Barrientos y Alejandro Gómez vs. Roberto Cid Subervi (República Dominicana) y Kaichi Uchida (Japón).


LA RODILLA DE PABLO SIGUE DANDO PROBLEMAS:

Tal como había ocurrido en el Challenger de Puerto Vallarta a fines de noviembre, el mayor de los Cuevas debió abandonar el torneo brasileño por molestias en su rodilla derecha. Sucedió mientras cumplía con su turno de servicio durante el sexto game del segundo set, parcial que su rival tenía encaminado para igualar el marcador general.


El encuentro había comenzado de la mejor manera para el uruguayo que llegó a estar 5-0 y con el saque para cerrar ese tramo. Incluso dispuso de cuatro puntos de set pero, no solo no los pudo efectivizar, sino que Marcondes logró quebrar y estiró un poco la definición. Finalmente, en el octavo game, Pablo pudo ganar la manga.


En el inicio del segundo tramo comenzaron a ser más evidentes las molestias de Cuevas. A tal punto que luego de que se jugó el tercer game, solicitó asistencia médica. El regreso a la acción fue con su saque, turno que terminó cediendo. El brasileño ganó sin inconvenientes el game N° 5, quedando 4-1. Una vez más Pablo debió sacar, pero solo se jugaron dos puntos, antes de que decidiera avanzar hacia el centro de la cancha para saludar a su rival y formalizar su retiro. El marcador se cerró en 2-6, 4-1 y abandono, luego de una hora y 26 minutos, a favor del brasileño.



Imagen: captura de TV. Pablo Cuevas debió retirarse por lesión del Challenger de Florianópolis.