Finales ATP 2018: Zverev derrotó a Djokovic y es el nuevo Maestro

Mientras los seguidores del Tenis se disponían a ver el domingo cómo Novak Djokovic (Nº 1) ganaba su sexto torneo de Maestros, con el detalle no menor de que pasaría a igual a Roger Federer; su rival, Alexander Zverev, tenía una idea totalmente diferente. El desafío no era menor, dado que el serbio lo había derrotado en la fase de grupos y venía desplegando su mejor juego.

Lejos de amedrentarse, el alemán demostró el nivel por el que muchos consideran que es la principal figura de la “renovación”. Tuvo más resto físico, más ideas, y desactivó cada estrategia que Djokovic intentó poner en práctica. Solo los nervios, más que lógicos en un encuentro de estas características, complicaron algunos momentos del juego para Zverev, pero aún así pudo construir su victoria y consagrarse campeón de las Finales ATP 2018, siendo el tercer tenista de su país en lograrlo (Boris Becker ganó en 1988, 1992 y 1995, y Michael Stich en 1993).

La final, disputada el domingo en el O2 Arena de Londres, comenzó favorable al serbio, pero Zverev se las ingeniaba para mantenerse a la par de su rival. No concedió oportunidades de quiebre y, por el contrario, tomó la única que generó (fue en el game Nº 9) y luego sorprendió a todos arrebatándole el set a Djokovic.

Durante el segundo tramo, el Nº 1 del mundo intentó recuperar lo perdido, llegó a concretar un quiebre; pero el alemán estaba decidido a dejar por el camino a otro de los candidatos (como sucedió en semifinales con Federer). Quebró el servicio de Djokovic en tres oportunidades y cerró el marcador en 6-4 y 6-3, luego de una hora y 20 minutos.

El futuro ya está aquí dirán muchos, Alexander Zverev con tan solo 21 años ganó su primer título de Maestro y queda claro que en la próxima temporada será una de las principales figuras.


EL TÍTULO DE DOBLES FUE PARA ESTADOS UNIDOS:
La pareja norteamericana, integrada por Mike Bryan y Jack Sock, que había partido como preclasificada con el Nº 5; se impuso el domingo a los franceses Pierre-Hugues Herbert y Nicolas Mahut. La final tuvo dos tramos muy emotivos, el set inicial y el súper tiebreak que definió el encuentro, en este último segmento los europeos levantaron varios match points y terminaron cediendo por una doble falta. El marcador se cerró en 5-7, 6-1 y 13-11, tras una hora y 31 minutos.