España en lucha con los partidos arreglados en torneos de la ITF

España le declaró la guerra a las apuestas ilegales en los torneos Future de la ITF. La Guardia Civil de ese país, a través su equipo de Fraude Económico y Blanqueo de Capitales, realizó una investigación durante un año y medio, que culminó con la detención de 34 personas que aparecen como vinculadas a arreglos de partidos, siete de las cuales son tenistas.

De acuerdo a lo informado por el diario Marca, la denuncia efectuada por un jugador en 2013 dio paso a la citada investigación, que comenzó en febrero de 2015, abarcando doce provincias españolas. El número más importante de partidos arreglados se detectó en Sevilla, a partir de un complejo sistema que incluía la utilización de redes sociales.

El primer paso consistía en contactar a tenistas que pudieran estar interesados en ganar dinero arreglando sus partidos, nombres que surgían a partir de sus propios colegas. Podían ser jóvenes “poco conscientes” de lo que estaban haciendo o bien otros más veteranos que encontraban allí una forma de mejorar sus ingresos. Cabe recordar que la mayoría de los torneos Future de la ITF ofrecen como premio máximo 10.000 dólares, cifra que podían superar fácilmente incurriendo en la actividad ilícita.

El fraudulento sistema utilizaba sin embargo casas legales de apuestas, en este caso la más afectada fue Bet365, que tiene relación con la Real Federación Española de Tenis (RFET), según informó el diario deportivo ibérico. Por el momento los implicados están en libertad, pero podrían enfrentar penas de 6 meses a 4 años de cárcel.