Una buena y una mala para Ignacio Carou en el ITF de Monastir (Túnez)

Tal como habíamos comentado, Ignacio Carou volvió esta semana al circuito profesional ITF, en este caso compitiendo en el M15 de Monastir (Magic Hotel Tours), que se juega sobre superficie dura, en dicha ciudad tunecina. Hizo su debut este miércoles, consiguiendo una victoria en dobles, pero cayendo en singles, con un detalle particular que explicaremos más adelante.


En el cuadro individual, el uruguayo se enfrentó con el argentino nacionalizado esloveno, Tomás Lipovsek Puches (N° 648), que ingresó mediante wildcard. En un duelo muy apretado, donde Carou se anotó un quiebre pero cedió su servicio 2 veces, en cada set; su rival se terminó quedando con el triunfo por 6-4 y 7-5, tras una hora y 31 minutos.


El representante del Tenis celeste debió dejar rápidamente de lado lo ocurrido, porque Lipovsek Puches es su compañero en el cuadro de dobles esta semana. Partiendo como cuartos cabezas de serie, se enfrentaron con los argentinos Facundo Juárez (N° 720) y Guido Iván Justo (N° 722). Este también fue un encuentro de trámite muy ajustado, que se definió con un match tiebreak, fue por 6-4, 4-6 y 10-8, luego de una hora y 19 minutos.


Otra pareja albiceleste espera por Carou y su compañero en los cuartos de final, se trata de Ignacio Monzón (N° 542) y Alex Barrena (sin ranking).



Fotografía: gentileza Ignacio Carou (archivo). El tenista uruguayo compite esta semana en el circuito profesional de la ITF, en Túnez.